Páginas vistas en total

martes, 28 de junio de 2011

6 MERCADO DE DINERO Y CAPITAL EN BOLIVIA


Entre el 2008 y 2009 la política monetaria del Banco Central de Bolivia fue claramente expansiva con el propósito de contribuir al dinamismo de la actividad económica; sin embargo al empezar la gestión 2010, frente al incremento de los ingresos de origen externo por la recuperación de la actividad en los países emergentes y el consiguiente aumento de los precios de los productos básicos de exportación, el cambio de la tendencia de la inflación y la alta liquidez del sistema financiero, el BCB inició el retiro gradual de los estímulos monetarios.
Entre las principales medidas tomadas por el BCB durante el 2010 destacan la regulación de la liquidez con una oferta creciente de títulos en las “Operaciones de Mercado Abierto” (OMA), además de otras medidas como el incremento del encaje legal requerido en moneda extranjera y el impulso a las OMA directas.
En efecto, mediante el incremento de la oferta de títulos de regulación monetaria, la inyección de recursos a través de éstas se redujo gradualmente, para transformarse en los últimos meses de la gestión en retiros netos de liquidez.
Los incrementos en las ofertas durante el 2010 creció de Bs. 971 millones a Bs. 2 8889 millones, de esta manera, al ingresar a una fase de colocaciones netas, las OMA contribuyeron a reducir la liquidez, de modo que ésta no represente presiones inflacionarias.
Estructura del Mercado de Capitales en Bolivia
El mercado de capitales boliviano puede dividirse en tres grupos relevantes. El primero, asociado al mercado de intermediación y servicios financieros regulados[1] por la Autoridad de supervisión del sistema financiero (ASFI), con activos productivos equivalentes a USD4.053 Millones a diciembre de 2004. En esta categoría se encuentran bancos (12), mutuales (12), fondos financieros privados (8 FFPs), cooperativas de ahorro y préstamo abiertas (14 CACs), entidades de segundo piso (1, NAFIBO), almacenes generales de depósito (1) y arrendadores financieros (2). Haciendo un total de 50 agentes participantes.
El segundo grupo es el mercado bursátil[2] con supervisión de la Superintendencia de Pensiones, Valores y Seguros (SPVS), con activos e inversiones realizadas por USD4.007 Millones a octubre de 2004. Conforman este grupo administradoras de fondos de pensiones (2 AFPs), que realizan operaciones con los fondos de capitalización individual y colectiva[3], sociedades de administración de fondos de inversión (6 SAFIs), empresas de seguros (14), agencias de bolsa (9) e instituciones no reguladas por la SPVS actualmente ASFI ni registradas en la Bolsa Boliviana de Valores, que realizan operaciones de capital de riesgo y riesgo compartido (6). Son 37 los operadores en este mercado.
El tercer grupo es el micro financiero autorregulado y no regulado, con una cartera de USD 238 Millones a diciembre de 2004, siendo conformado por ONGs micro financieras (9 autorreguladas), cooperativas de ahorro y crédito (35 en plena actividad y no reguladas por la SBEF) y entidades de segundo piso (2, FUNDA-PRO y FONDESIF). Los agentes de este grupo no realizan actividad de intermediación de recursos del público[4]. Son 46 las entidades que operan en este mercado.
Monografía:
 Presentación:




[1] El instrumento legal que rige este mercado es la Ley de Bancos No. 1488 de 1993, y su versión ordenada de diciembre de 2001
[2] Los instrumentos legales que rigen este mercado son: i) la Ley de Mercado de Valores No. 1834, ii) la Ley de Pensiones No. 1732, iii) la Ley de Seguros No. 1883.
[3] El fondo de capitalización individual (FCI) está conformado por aportes obligatorios y voluntarios destinados a la jubilación. El fondo de capitalización colectiva (FCC), está conformado por aproximadamente el 45 % del paquete accionario de las empresas estatales capitalizadas (ENTEL, LAB, YPFB, ENFE y ENDE).
[4] Estas ONGs tienen como estatus jurídico el establecido en el Código Civil, siendo asociaciones y fundaciones sin fines de lucro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario