Páginas vistas en total

martes, 28 de junio de 2011

9 MODELO GENERAL DEL TIPO DE CAMBIO A LARGO PLAZO

 
En Latinoamérica numerosos países fijan su moneda con respecto al dólar, mantienen paridades fijas o deslizantes y por tanto forman parte del denominado "bloque del dólar".
El tipo de cambio de una moneda hoy o mañana, es el precio de equilibrio entre la oferta y la demanda de esa moneda en cada momento. Son entonces los flujos internacionales de comercio y capital los que determinan ambas curvas; la oferta de una divisa dependerá de las exportaciones de los bienes y servicios del país, de las referencias recibidas de otros países, y de las entradas de capital exterior; la demanda por su parte, dependerá de la importación de bienes y servicios, de las transferencias hechas a otros países y de las salidas de capital por diferentes motivos.
Existen diversas formas en que los países controlan y establecen los tipos de cambio. En los sistemas de tipos de cambio fluctuantes, el precio de cada moneda lo establecen los mercados. Cuanto mayor sea la demanda de una moneda, mayor será su precio. Algunas veces, el banco central puede intervenir en los mercados para lograr un tipo de cambio favorable. Esta intervención se conoce como fluctuación dirigida. 
Cuando el tipo de cambio es fijo, la moneda tiene un valor medio que podrá revaluarse o devaluarse cuando las autoridades monetarias lo consideren necesario. Los sistemas de tipos de cambio fijos suelen fijarse en relación a una moneda: en el sistema de Bretton Woods el dólar estadounidense; en África occidental el franco francés, a los DEG’s del FMI o a una cesta de monedas.
¿Por qué no pensar también que los individuos tratan de comprar los diferentes bienes en aquellos países en que pueden adquirirlos a menor precio?  Recuerde que comprar bienes en diferentes países hay que acudir al mercado de divisas a cambiar unas monedas por otras, por lo que podemos esperar que a través de este proceso se verá afectado el tipo de cambio. 
La teoría de la paridad del poder adquisitivo (en adelante PPA) recoge precisamente la posibilidad que acabamos de mencionar. Es decir, los individuos adquieren los bienes en el los países más baratos y esto afecta al tipo de cambio.

El tipo de cambio entre las monedas de dos países es igual al cociente entre los niveles de precios de una cesta estándar de bienes de los diferentes países.
La variación porcentual en el tipo de cambio entre dos monedas en un período de tiempo es igual a la diferencia entre las variaciones porcentuales en los niveles nacionales de precios
La PPA es una modelo simple del tipo de cambio. En algunos casos puede explicar las tendencias a largo plazo del tipo de cambio, como la depreciación de la lira italiana o la peseta frente al marco alemán. También es útil para explicar las grandes variaciones del tipo de cambio durante las hiperinflaciones.
Sin embargo. La PPA no es siempre válida, por varias razones:
·         Existen bienes no comerciables y barreras al comercio en los bienes comerciables.
·         hay desviaciones de la libre competencia. El caso extremo sería el del "dumping" en el que una empresa vende un producto a diferentes precios en el mismo mercado.
·         Hay diferencias internacionales en la medición del nivel de precios.


Monografía
Presentación 

No hay comentarios:

Publicar un comentario